Para el cuidado durante las relaciones sexuales los condones femeninos cada vez se han vuelto más populares. Si no sabes qué es un condón para mujer, y quieres conocer más al respecto hoy te traemos toda la información que puedes necesitar y así conseguirás todo lo que necesitas saber.

¿Qué son los condones femeninos?

Los condones femeninos son aquellos que se introducen directamente en la vagina, y a diferencia del masculino este se puede colocar hasta 8 horas antes de tener relaciones sexuales. Los modelos más comerciales cuentan con un anillo interno que permite sostenerlo dentro de la vagina, y un anillo externo para evitar que sea empujado adentro de la vagina.

Este es un modelo de condón que está disponible desde el año 2008, y al igual que los condones masculinos datan de hace mucho tiempo. Un tipo menos conocido de estos condones es el condón bikini, que es una ropa interior especial en la cual se pueden sujetar los condones femeninos. Estos permiten evitar que se introduzcan completamente en la vagina.

¿Por qué usar condones femeninos?

Existen muchas ventajas que tienen los condones para mujer, y por lo general están elaborados en poliuretano o nitrilo, lo que los hace perfectos para las personas alérgicas al látex. Estos pueden ser usados con cualquier tipo de lubricantes, y lo mejor de todo es que no requiere una erección antes de su uso a diferencia de los condones masculinos tradicionales.

Algunas personas consideran que al pararse y ponerse el condón tradicional puede interrumpir la erección y estropear el ambiente. Esta situación se puede evitar fácilmente con los condones femeninos, y como se pueden colocar con hasta 8 horas de anticipación puede dar lugar a mucho jugueteo.

Después del sexo, no requiere ser removido inmediatamente, pero si tu pareja ha eyaculado lo mejor será hacerlo para evitar que se derrame todo. Lo ideal es removerlo mientras estás acostada, lo giras un par de veces y así el fluido no se derramará.

Estos preservativos están hechos para el sexo vagina, no obstante, también se ha reportado que las personas lo usan para el sexo anal. Estos son un método de barrera que permite evitar las ETS o los embarazos no deseados, y los puedes encontrar en casi cualquier farmacia o sexshop.

¿Cómo se utiliza?

Para usar los condones femeninos debes asegurarte de seguir estos pasos para evitar errores:

  • Saca el preservativo del empaque y desenróllalo presionando el interior del anillo cerrado.
  • Introduce el anillo cerrado lo más alto posible dentro de tu canal vaginal, siendo muy parecido al procedimiento de insertar una copa menstrual o tampón. Debes usar tu dedo para verificar que el condón está muy adentro de tu vagina.
  • Saca tu dedo, y el borde de la abertura del condón debe estar justo afuera de la abertura vaginal.

Como puedes ver, es muy fácil colocarlo y es un procedimiento bastante sencillo. Recuerda que, con un poco de práctica lo harás muy rápido en las próximas ocasiones que quieras utilizar un condón.

Desventajas de los condones femeninos

Los condones femeninos tienen algunas desventajas y no todas las personas los encuentran placenteros, y dentro de sus principales desventajas están:

  • Requiere de práctica para lograr ponérselo adecuadamente.
  • Estos condones pueden hacer ruidos de forma inesperada y se recomienda usar más lubricante y colocarlo como mínimo con 20 minutos de anticipación al acto sexual.
  • Son efectivos para prevenir el embarazo no deseado, pero únicamente en un 75% al 82%.
  • Suelen tener un precio un poco más alto, y no son reutilizables.
  • No se deben usar junto con los condones masculinos porque aumentarán la posibilidad de que se rompan.

Como puedes ver este tipo de condones tienen algunos inconvenientes a pesar de que en la actualidad se utilizan bastante puesto que suelen ser bastante cómodos de usar.

Diferencias con el masculino

Ambos tipos de condones son un método de barrera, y la diferencia principal radica en que uno va sobre el pene y el otro se introduce sobre la vagina. La mayoría de estos condones no están fabricados en látex, lo que hace que se puedan evitar alergias.

También son conocidos como condones internos, y se pueden utilizar con bastante anticipación antes de la relación sexual. Esto a diferencia de los condones tradicionales que deben ser colocados directamente sobre el pene erecto antes de la relación sexual.

Otra diferencia radicará en su precio, en especial porque comprar condones masculinos resultará más barato. Así que las diferencias entre ambos tipos de condones pueden ser bastante evidentes y puedes escoger los que más te gusten.

Muchas mujeres prefieren llevar el control de su sexualidad y salud reproductiva por su cuenta, y por este motivo cada vez son más populares. Sin embargo, debes evaluar cuál es la mejor opción para ti, en especial porque bien utilizados, los condones para mujer pueden ser una gran herramienta que puedes comprar para protegerte.