El sexo anal es una de las prácticas sexuales más comunes actualmente porque se ha dejado de ver como un tabú. Pero para practicarlo necesitarás de unos lubricantes anales de buena calidad para que puedas tener una experiencia realmente única con tu pareja. De lo contrario puede que la experiencia no sea totalmente placentera.

En nuestra tienda podrás encontrar todos los lubricantes para el ano que puedes necesitar, y así conseguirás siempre una opción que se ajuste a ti. Sin embargo, existen diferentes tipos de lubricantes para sexo anal que debes considerar, por esto te vamos a dar unos consejos para que sepas cuál elegir entre los que tenemos para ti.

¿Por qué se necesitan lubricantes anales?

Debes tener en cuenta que en el ano te encuentras con cientos de terminaciones nerviosas tanto dentro como alrededor, lo que hace que puedas tener un gran placer. Pero, esta es una zona muy sensible y cualquier tipo de sensación se podrá sentir más de lo esperado tanto para bien como para mal.

Lo mejor para tener sexo anal es lubricar el ano, porque esta es una zona que no se lubrica por sí misma. De esta forma podrás tener unas relaciones placenteras siempre que hidrates bien la zona.

Además, este tipo de productos para sexo anal facilitarán en gran medida la dilatación de la zona anal, lo que ayudará a que la penetración sea más placentera. Si no se usa ningún tipo de lubricante la experiencia puede resultar bastante dolorosa en especial si es la primera vez.

Tipos de lubricantes para el sexo anal

Si estás buscando lubricantes anales, debes tener en cuenta que te encontrarás con tres tipos dependiendo de su componente principal. Estos serán los siguientes:

Base acuosa

Son los que se componen principalmente de agua, y son más líquidos siendo muy cómodos de usar porque se asemejan mucho a la lubricación natural. Pero, estos se absorben de una forma muy rápida, por lo cual en las relaciones sexuales anales tendrás que aplicarlos varias veces.

Base de silicona

Su gran ventaja será la gran duración que tienen, y permanecen mucho tiempo sobre la zona aplicada. Esto los convierte en una gran opción para el sexo anal, porque no tendrás que aplicarlo en repetidas ocasiones como si se debe hacer con los de base acuosa.

Base de aceite

Son los menos frecuentes y los menos usados porque no se pueden usar con el preservativo, en especial porque pueden deteriorar el látex. Por este motivo, no son los más aconsejables en especial porque se pueden contraer ETS, por lo que no son recomendables en absoluto, en especial si tienes múltiples parejas sexuales.

Para que puedas tener una mejor experiencia con el sexo anal, puedes acompañar el uso de los lubricantes anales con una crema dilatadora. De esta forma, podrás tener una experiencia mucho más placentera con tu pareja, y no tendrás ningún tipo de dolor. Recuerda que, para que disfrutes al máximo nosotros te tenemos la mayor variedad de opciones para que compres tu lubricante para sexo anal.